viñedo

Claves para conseguir un buen vino: talento y pasión

Últimamente oímos mucho hablar de que la clave del éxito profesional está en aprovechar el talento que todos tenemos. Descubrir esa habilidad que tan bien se nos da y que tanto nos gusta practicar, instruirnos para desarrollarla, y dedicarnos a ella con pasión, es lo que nos va a hacer triunfar. En el sector vinícola, esta fórmula para el éxito adquiere especial trascendencia, ya que la producción de un buen vino requiere una gran dedicación, así como profundos conocimientos de los diversos pasos por los que atraviesa la uva, desde  su cultivo y poda, pasando por la vendimia y proceso de producción, hasta su degustación. Detrás de un gran vino siempre hay talento y pasión.

Aquí, ciencia y naturaleza se conjugan para crear un producto extraordinario. Desde tiempos remotos el hombre ha cultivado vides para obtener vino y ha ido perfeccionando la técnica e incrementando sus variedades para alcanzar ciertos matices de sabor o aroma. En la producción de un vino influyen la situación de la tierra para cultivar, sus características, el clima y el tipo de uva. No todas las regiones son adecuadas para cultivar todos los tipos de vides. Con las denominaciones de origen se le asignan a cada región unos viñedos como más adecuados, y actualmente existe una normativa europea, que impide utilizar comercialmente una denominación de origen si no se siguen las condiciones al respecto.

mesa_uvasTodas las tareas para obtener vino se pueden agrupar en dos procesos: el cultivo y la producción

El cultivo implica:

  1. Una buena elección de las cepas, dependiendo de la zona y su denominación de origen.
  2. La poda también es complicada, ya que hay varias técnicas que se realizan según el momento de crecimiento de la cepa y la época del año.
  3. Con la vendimia finaliza la fase de cultivo y comienza el proceso de producción. Se “despalilla”, y se hace una escrupulosa selección de las uvas.

La producción para convertir el zumo de uva en vino atraviesa varias fases:

  1. Comienza con el prensado, con el que se obtiene el mosto. Dependiendo del vino, que se vaya a elaborar, blanco o tinto, el prensado será de un tipo o de otro.
  2. La fermentación alcohólica, por la que los azúcares de la fruta se convierten en alcohol, tiene lugar en depósitos de acero inoxidable, y la fermentación maloláctica, cuya principal consecuencia es la reducción de la acidez del vino, consiste en convertir el ácido málico de la uva en láctico, mediante bacterias lácticas. Los vinos espumosos atraviesan una segunda fermentación en la botella.
  3. barriles_roble2Que la maduración se produzca en barricas de roble no es casualidad, ya que el roble es una madera con unas cualidades que le aportan al vino sabores y aromas.  ¿Qué ocurre dentro de los barriles? Además de la influencia de la madera, el oxígeno empieza a producir la lenta oxidación del vino, lo cual va a influir en su color, además de en la estabilización de sabores y aromas.
  4. Por último, con el embotellado el vino deja de envejecer (oxidarse) al no estar en contacto con el aire. En esta fase, la operación más importante es la encapsulación, que suele hacerse con tapones de corcho (de alcornoque), aunque en los últimos años se están utilizando también tapones de materiales sintéticos.

Los crianza y reserva, una vez embotellados, son sometidos a un segundo reposo, en condiciones de temperatura y humedad óptimas, donde el vino sigue evolucionando y enriqueciéndose en matices de aromas, sabores y color.

Dejar un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios están marcados (obligatorios):
Con el envío de mis datos personales, declaro haber leído y aceptado la Política de Privacidad de Soqum.

Últimas imágenes

Packaging-Vino-Loco-5 vino-loco vino-loco-1 vino-loco-mentrida meiaduzia-4 premios-quesos-españoles-20

SOQUM

SOQUM. Tu Club Gourmet

Paseo Alfonso XIII, 33 Bajo
30202 CARTAGENA (MURCIA)
Tel: 968 08 09 69
Email: info@soqum.com


Ir arriba