burbujas

El placer de comer con champagne

Desde que, allá por el siglo XVII, Luis XIV de Francia quedara fascinado por las muestras del “vino de color pajizo del Padre Pérignon”, y este vino espumoso de Champagne se pusiese de moda en la corte francesa, su consumo fue evolucionando hasta convertirse, en nuestro país, en la bebida que se sirve exclusivamente en las celebraciones.

¿Pero por qué no acompañar una comida o una cena, desde los aperitivos hasta los postres, con champagne o cava? ¿Por qué reservarlo sólo para brindar?. Además de maridar muy bien con las carnes blancas, el pescado y el marisco, convertirá la velada en algo realmente especial y entrañable para los invitados, que siempre tendrán un buen recuerdo de ese momento.

cuvee-tentation-z

El champagne es ligero, no sólo no interfiere en los sabores de los alimentos, sino que los potencia, y esas burbujas tan agradables ayudan a que uno acabe la comida feliz. Por si eso no fuera suficiente, se ha demostrado que tiene unas características muy buenas para favorecer la digestión.

Al reducir la sensación de grasa en boca, es un excelente acompañante del foie, los quesos y los ibéricos. Sólo hay que evitar las comidas muy picantes y las alcachofas.

Comer con champagne o un buen cava siempre es un placer. Si lo que queremos es organizar un evento o una reunión tipo cóctel, el champagne Cuvée Tentation, de burbuja fina y sabor suave y elegante, es una excelente opción. Los Brut son ideales para acompañar una comida de principio a fin. Sólo hay que elegir el que más nos guste para nuestro menú.

Dejar un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios están marcados (obligatorios):
Con el envío de mis datos personales, declaro haber leído y aceptado la Política de Privacidad de Soqum.

Últimas imágenes

Packaging-Vino-Loco-5 vino-loco vino-loco-1 vino-loco-mentrida meiaduzia-4 premios-quesos-españoles-20

SOQUM

SOQUM. Tu Club Gourmet

Paseo Alfonso XIII, 33 Bajo
30202 CARTAGENA (MURCIA)
Tel: 968 08 09 69
Email: info@soqum.com


Ir arriba